Nelson Quiñónez, su historia ¿será candidato a la alcaldía de Centinela del Cóndor…?

¿Tus nombres completos?

Nelson Stalin Quiñónez Yanza

¿Edad?

37 años.

¿Casado o soltero?

Casado con una mujer extraordinaria, sobre todo solidaria, nacida en nuestro cantón (Centinela del Cóndor)

¿Tu niñez, donde la viviste, qué recuerda de ella?

Recuerdo la calle principal polvorienta del barrio San Carlos Bajo de Zumbi, (vivíamos en la casa de la Sr. Dorinda) donde nos reuníamos todas noches a jugar futbol o bolinchas con todos los niños y niñas del sector; como olvidar cuando íbamos a bañarnos en la poza onda de Zumbi, o lanzarnos del puente colgante de Zumbi al río Zamora (confieso que no podía nadar, risas…) como olvidar el piso de tablas bullicioso del aula Epiclachima donde estudiábamos (risas). Mi niñez la viví en Zumbi, cantón Centinela del Cóndor (Provincia de Zamora Chinchipe), estudié, en la escuelita “General Epiclachima”, mi profesor fue un gran ser humano y recordado maestro, Bolívar Luzuriaga, quién debería recibir un justo homenaje, por lo qué representó en la enseñanza de los niños y niñas de nuestro cantón, de igual manera, fui alumno del profesor Rómulo Ormaza, un maestro brillante y muy estricto en su época.

Mi familia es pequeña, de clase media- baja, junto a mis tres hermanas crecimos (Diana, Carla y Silvana) tuvimos una infancia con algunas privaciones, pero feliz, Recuerdo que, en alguna ocasión, con creatividad e iniciativa de niño travieso, me fui a lustrar zapatos en el parque de Zumbi (en alguna fiesta), para poder tener dinero y comprar mis golosinas (sonríe…) también, en algunas ocasiones me dediqué a vender helados que mi madre los preparaba. Crecí, conociendo el esfuerzo y sacrificio que hacen los padres para sacar a sus hijos adelante.

Mi niñez fue feliz, viví en diferentes barrios de Zumbi, junto a mis padres y hermanas, cada uno cumplió y cumple su rol, entre adversidades y buenos vientos seguimos juntos y caminando. Somos una familia unida.

¿El colegio donde estudió y que recuerda de este ciclo educativo ?

En Zumbi, en el Colegio Técnico Agropecuario Zumbi, hoy Unidad Educativa Zumbi,  obtuve el bachillerato en agropecuaria, recuerdo aún, a cada uno de las y los licenciados que me enseñaron, entre ellos, el profesor Camilo Vélez; Edith Ortega; Eduardo Aguirre; Inés González; Carmita Camacho; Santos Calva y el Ing. Ángel Ochoa de Panguintza , entres otros, todos eran excelentes (no fui un estudiante aplicado, era inquieto y distraído, risas…) Me apasionaba jugar futbol (como hoy también me gusta) recuerdo, que en alguna ocasión fuimos a jugar un campeonato intercantonal en el Pangui, después de aquello fuimos convocados a entrenar en la selección provincial de Zamora Chinchipe, junto a un gran deportista que tiene el cantón, Luis Cabrera, y otros compañeros de la promoción, Hamilton Labanda, entre otros (perdón si me olvido de alguien). El cantón Centinela del Cóndor, tiene grandes deportistas, solo es cuestión de fomentar una gestión de base, con mucha constancia y disciplina y con un proyecto a largo plazo, las cosas no se consiguen armando equipos en el momento que arranca un determinado campeonato.

Durante esta etapa también pasé entrenando box (risas…) con uno de los grandes entrenadores que tiene la provincia en esta área, el profesor Isidro Soto, competí a nivel provincial representando a mi cantón; en Guayzimi y Yantzaza entre otros lugares, mi peso 32 kilogramos pluma (risas…). Estoy convencido que los mejores boxeadores de la región están en el cantón Centinela del Cóndor, hay nombres y campeones, tales como, Roberto y Darwin Soto, Omar Soto, Patricio Soto, Tyron, entre otros, no recuerdo a todos.

 

En fin, creo que la etapa del colegio, es la más espontánea, genuina, inocente y creativa. Una de las mejores etapas de ser vivida.

¿Una vez que terminó el colegio, que tenía pensado hacer?

Supongo que seguir estudiando (risas…) en la familia no sabíamos que hacer, si quedarme en Zumbi o asumir el reto de migrar lejos de casa para ir a estudiar, mis padres, decidieron tomar el segundo punto y viaje a Ambato, ingresé a la universidad pública de Ambato, aquí me gradué de comunicador social, después, ya graduado, escribí para un medio escrito en la ciudad de Riobamba, viaje a la amazonía norte (El Coca), donde trabajé en la función pública, después, trabajé en la ciudad de Quito, Cuenca en el sector privado, en Machala como consultor independiente, ya no recuerdo donde no más he viajado (risas…) No me radique en otro lugar, siempre mi sueño fue regresar a casa, y ahora estamos aquí, en casa.

¿Estudió solo en Ambato?

A nivel de postgrado estudié en la Universidad de Chile (tesis) tuve la experiencia de vivir como migrante, y en la UTPL, además, estoy cursando la carrera de derecho (pregrado) espero algún día terminar (risas…) creo que el ser humano debe estar en constante práctica y aprendizaje, para solventar las demandas de la era global.

¿En la actualidad a que se dedica, donde trabaja?

En la Asamblea Nacional, presto mis servicios como asesor.

¿Vive en la ciudad de Quito, con su familia?

Vivo en Zumbi en el Barrio San José, tengo 2 hijos (Alma e Isaac), el uno estudia en la Escuela General Epiclachima, creo en la educación pública y en los maestros y maestras que sirven en ella, y mi hija, acaba de nacer hace pocos meses. Mi esposa trabaja en la ciudad de Yantzaza, y yo viajo cada fin de semana a casa desde la ciudad de Quito, ojalá pueda encontrar un trabajo más cercano a casa, y pueda estar todos los días junto a mis hijos. En nuestro cantón y región el trabajo es escaso, debemos buscarnos la vida, algunos amigos y amigas, se han visto en la obligación de migrar a otros continentes, con la finalidad de conseguir un trabajo, para darles un mejor futuro a sus familias. Nuestro cantón tiene muchos migrantes, un abrazo fuerte a todos ellos donde se encuentren.

¿A parte del trabajo y la familia, a que más te dedicas?

Contamos cuentos con mi hijo (risas …) por ejemplo, el cuento de la llorona (risas…) me gusta visitar la casa de mis padres, recorrer el campo, chuparme una caña, comer un seco de gallina criolla con “molito” como lo prepara mi mamá, el campo es hermoso me gusta disfrutarlo y vivirlo. Crecí en el campo, soy una persona que me identificó con el sector rural.

¿Ya nadie cree en la política, todos mienten hasta llegar poder, si usted llegaría haría lo mismo?

Una cosa es la política y otra muy distinta los políticos, creo que hay que poner en práctica la verdadera política, que busca el bien común, mejorar las condiciones de vida de las personas; que busca responder realmente las necesidades ciudadanas con una verdadera participación inclusiva. Se debe trabajar con todos y todas para reivindicar la política al servicio del pueblo. Es tiempo de un cambio real- generacional, y que nuevos actores sociales tomen la batuta para re- construir una mejor sociedad. El reto es ahora.

¿Crees en Dios?

Si, porque Dios mira el mundo a través de los ojos de los más oprimidos.

Hay rumores que usted, sería un posible candidato a la alcaldía del cantón Centinela del Cóndor en las próximas elecciones seccionales del 2023 ¿qué opina al respecto?

Estaremos donde Dios y la vida nos ponga, más que por rumores, por principios, más que por intención de voto o cálculo, por convicciones. Debemos conseguir un buen puñado de buenos locos, con corazones gigantes y sueños de esperanza, para cambiar estructuralmente nuestro cantón; direccionarlo al crecimiento y desarrollo real; a la industrialización y dinamización del comercio real, ya no se puede seguir siendo el lugar de paso. Pronto re- naceremos por los jóvenes, por nuestros hijos y nuestras familias.

¿Cuándo tomará la decisión de ser candidato y por qué partido?

Primero caminaremos para escuchar a todos y decidiremos todos juntos.

Muchas gracias Nelson Stalin, sus últimas palabras

Gracias por la entrevista, un abrazo gigante a mi pueblo, estoy seguro que vendrán días mejores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *